Blog

Estimulación sensorial

Carta a mi hijo Diego

Desde que tenías  apenas unos días de nacido, supe que había algo diferente en ti.

Recién dabas los primeros pasos y lo mejor de tu día era ir al parque con mamá y papá, levantar pacientemente cada piedra a tu paso, esperando ansioso encontrar algún insecto debajo de ella para observarlo, tomarlo gentilmente con un vasito y dejarlo unos minutos después en libertad. O ir a las charcas y estanques a buscar renacuajos, lombrices y gusanos.

Todo insecto era bienvenido en tu vaso  o mejor aún para ti, en tus diminutas manos.

Hacías cosas que claramente otros niños de tu edad no hacían como cuando te enseñé el alfabeto y al otro día comenzaste de la nada a decirlo perfecto y “al revés” o cuando tocaba para ti canciones en aquel xilófono de perrito que tanto te gustaba, para que, acto  seguido de mi canción- ensayada varias veces- tú la tocaras completa y sin errores, después de escucharla una sola vez.

Pasaron algunos años y el lenguaje verbal aún no llegaba pero te podías comunicar de una forma increíble  con tus detallados dibujos. Era nuestra valiosísima conexión con tu cabecita que nos llenaba de incógnitas preguntándonos qué maravilloso  mundo habitaba en ella.

Pasamos por varios diagnósticos:

Niño cristal, desorden semántico-pragmático. Todo era tan nuevo para nosotros.

Terapias de lenguaje, neurólogos, evaluaciones, viajes. Hasta un chamán que conocimos en Valladolid por  total casualidad, nos dio el más bello mensaje que un desconocido te puede dar sobre un hijo.

No buscábamos respuestas, quizás porque no nos preguntábamos mucho, solo saber cómo podíamos apoyarte mejor.

Mientras otros niños aprendían a bailar y cantar, nosotros- no por gusto sino por necesidad- te enseñábamos la diferencia  entre insectos y víboras venenosas e inofensivas, a través de fotografías.

No hablabas pero tendrías unos 4 años y de inmediato elegías la tarjeta de la falsa coralillo cuando te preguntábamos cuál de esas dos víboras no era venenosa. A la fecha me sorprende que lo recuerdes.

Tu cabecita almacenaba tanta información que para todos nosotros era  irrelevante pero para ti tenía un significado y un valor especial.

Crecías y tu amor por los animales y por la naturaleza se hacía también más grande.

Víboras, mariposas, insectos, ranas, todos eran bienvenidos en tu mundo de exploración.

¿De dónde vendría ese amor por los animales? ¿Quién de nuestras familias  te habría heredado ese gen?

El diagnóstico más reciente – de esto ya hace algunos años – : Autismo.

Siempre he amado todo de ti, absolutamente todo.

Amo  tu literalidad y amo explicarte que un ratero no es un señor que vende ratas y que  si te pregunto: “¿Qué serás de grande?”, la respuesta que busco no es “un señor “, sino más bien  a qué te quieres dedicar cuando crezcas.

Amo  tu  honestidad, incluso cuando me haces regresar a la tienda de conveniencia para que escuches de propia voz del encargado, que está bien si tomé ese  agitador de madera  – al comprar un café – y que son de cortesía, que no debo pagarlo.

O cuando le preguntas a la señora  del súper si  ya pagué el producto -que te acabo de  decir que ya pagué- , solo para corroborar que no  estamos incurriendo en ningún robo.

Amo cuando me  dices “mamá Rosaura, sube los vidrios del auto por favor”  para que NADIE oiga las preguntas que  me harás como: “ mamá, qué es racismo?” y evitar ofender a no sé quién.

Amo tu compasión y amor por los animales, que sin importar el tamaño, forma o color, para ti todos son hermosos y muy especiales.

Amo tu lenguaje muchas veces rebuscando y elegante como cuando me preguntas: “ mamá, me permites ir a mi cuarto a jugar por favor?” O cuando le dices al mesero de ese restaurante japonés que tanto te gusta: “señor, se me apetece un arroz albino por favor”, haciendo más de una vez  que los comensales de al lado volteen a vernos.

Amo tu desinterés por las cosas materiales, amo cuando Santa Claus recibía esas cartas tan carentes de regalos para ti, pero no para Andrómeda, tu amada perrita, quien era la protagonista de éstas.

Amo cuando te pregunto: “¿qué quieres que te compre? “ y me respondes: “nada mamá  Rosaura, no necesito nada”.

Me enseñaste que un  diagnóstico de autismo no es el fin sino el inicio de una  travesía que si bien seguramente nadie imaginamos, es el camino que nos tocó andar y en nuestro caso… es simplemente fascinante.

Para mí Diego, el aprendizaje me lo has dado siempre tú, de eso no tengo duda y he conocido a través de ti un mundo maravilloso lleno de  compasión y de amor por los seres vivos y por la naturaleza, en donde sueñas que millones de  aves  de mil colores revolotean sin fronteras pintando de arcoíris el cielo de todo el planeta.

Solo deseo estar junto a ti en gran parte de tu camino que sé…te llevará muy lejos.

Con todo mi amor…MAMÁ

Autor: Rosaura Ugalde (la orgullosa mamá de Diego)

Seas o no de lágrima fácil, esta carta es realmente conmovedora, que belleza de corazón y de personas, muchos éxitos más y gracias por dejarnos compartir tan bellos textos con la gente bonita de Chacharitas Bakery. Disfruta la lectura en compañía de deliciosos cupcakes.

http://www.chacharitasbakery.com

Whatsapp: 5512883949

http://www.facebook.com/ChacharitasBakery

Estimulación sensorial

Posadas

Dedicadas a conmemorar el peregrinar de José y María de Nazaret a Belén, con duración de nueve días para cumplir obligaciones fiscales. María a punto de dar a luz y aún así fueron rechazados en el mesón y en varios hogares, y solo fueron recibidos por una familia que los alojó en su establo.

¿Y qué se requiere para celebrar una tradicional posada mexicana?

  1. Peregrinos
  2. Libro de letanías
  3. Velas
  4. Colación
  5. Silbatos
  6. Canastas de papel o de palma
  7. Piñata
  8. Soga o mecate
  9. Frutas de temporada: Cacahuates, mandarinas, limas, tejocotes, cañas.
  10. Luces de bengala
  11. Papel picado
  12. Repartir atole, ponche, buñuelos y tamales a los invitados

¿Y para la celebración?

  1. Adornar la casa con faroles y manteles de papel picado
  2. Hacer la procesión, cantar la letanía con los santos peregrinos
  3. Pedir posada fuera de la casa y dar posada
  4. Un rosario, repartir la colación en canastitas, encender las luces de bengala y hacer sonar los silbatos
  5. Romper la piñata
  6. Repartir fruta
  7. Degustar atole, ponche, tamales y buñuelos

¿Te gustan las posadas tradicionales? ¿Cómo celebras las posadas con tu gente bonita?

¡Puedes adicionar cupcakes deliciosos y personalizados con escenas de posadas para compartir!

http://www.chacharitasbakery.com

Whatsapp: 5512883949

http://www.facebook.com/ChacharitasBakery

 

 

 

Estimulación sensorial

Amor tóxico

Historias individuales, familias tan diversas, nivel educativo y de valores disparejo… pero se dice que con amor y con el dominio de habilidades sociales, y buenas dosis de resiliencia y capacidad de negociación ¿la relación puede tener éxito?

Pero hay puntos que son totalmente irreversibles y negativos para cualquier pareja:

  1. Pérdida de autonomía y vida social, por supuesto que hay cambios pero ¡no se puede perder por la pareja!
  2. Necesitar aprobaciones de amor, si me quieres haz esto o no hagas esto.
  3. Dependencia emocional, si no me quieres no valgo y al revés.
  4. Mala comunicación, no negociación ni respeto al otro, obsesión en la relación.
  5. Amor inmaduro, irracional y poco realista.
  6. No importa la felicidad del otro, solo la propia.
  7. Posesividad, no hay confianza.
  8. Manipulación, chantaje emocional. Cambiar al otro, no se ama a la pareja tal y como es.
  9. Culpar al otro y no asumir sus responsabilidades ni culpas.
  10. Se sufre, no se goza.

El amor tóxico hace imposible que las cosas salgan bien, el amor auténtico es un amor que se basa en la confianza, el respeto y en la libertad.

¿Y tu tienes un amor auténtico? Cuídalo, respétalo y aliméntalo cada día, felicidades! Eso no es fácil, comparte con el delicioso cupcakes y libera una sonrisa en su carita.

http://www.chacharitasbakery.com

Whatsapp: 5512883949

http://www.facebook.com/ChacharitasBakery

Estimulación sensorial

Espejito espejito…

“El alma siempre tiende a juzgar a los otros por lo que piensa de sí misma”

(Giacomo Leopardi)

Mírate al espejo para ver como eres, deja de ver la pelusa en el ojo ajeno y observa la bola de estambre que llevas en el tuyo si no es que es un edredón tejido, ¿por qué nos cuesta tanto trabajo  no juzgar a los demás?

Debemos ver en nuestro interior, mirarnos a nosotros mismos y dejar de invertir tanto tiempo en ver lo qué hacen, cómo lo hacen, por qué hacen ciertas cosas el resto de las personas.

Muy diferente es opinar sobre lo que ves si consideras puede sumar a tu receptor de manera respetuosa, amorosa y comprensiva, directamente a esa persona y con un fin constructivo.

Tu perspectiva no es la única, mi perspectiva no es la única. Cuando juzgamos a los demás, no conocemos toda la historia que hay detrás de esa persona.

Aquí van algunos puntos a analizar para evitar juzgar:

  1. Pensar antes de actuar
  2. Practicar la compasión
  3. Ser tolerante, nadie es perfecto
  4. No todos somos iguales
  5. Auto-observación
  6. Apertura y comunicación
  7. Conocer bien a las personas, las apariencias engañan
  8. No hacer lo que no quiero que me hagan, juzgar daña
  9. No poseo la verdad absoluta, no siempre tengo la razón

Difícil y retador, vamos a reflexionarlo y repetir el párrafo anterior en nuestras mentes mientras degustamos unos deliciosos cupcakes de Chacharitas Bakery.

http://www.chacharitasbakery.com

Whatsapp: 5512883949

http://www.facebook.com/ChacharitasBakery

Estimulación sensorial

¿Por qué nos dan tanta felicidad?

Es realmente inspirador saber que un bebé viene en camino, sobre todo si es de alguien muy querido. El día de su nacimiento se disparan los más bellos sentimientos de felicidad, amor, ternura y esperanza.

Pero ¿qué es lo que tienen los bebés que nos mueven las fibras más sensibles? Los bebés son una maravilla, son el resultado de un cuerpo perfecto trabajando para crear todos sus órganos, alimentarlo y darle oxígeno, cuando los tienes en brazos tan pequeños y frágiles, tan “nuevecitos” y con tanto que aprender y vivir, por supuesto que nos dan esperanza y nos impulsan a ser mejores personas para crear seres humanos felices.

Sus primeros 2 años creciendo a una velocidad impresionante, con una capacidad de adaptación a los cambios, al mundo, hasta a las intrusiones quirúrgicas si es el caso, superando todos los hitos del desarrollo infantil, y tienen una capacidad de supervivencia que los adultos no podríamos superar, con más huesos y ausencia de los mismos hasta que caminan bien. ¡Y todo este desarrollo lo logran alimentándose únicamente con la leche materna!

Ensayo y error es la manera en la que aprenden, curiosidad innata, inocencia, movimientos creados por ellos mismos para desplazarse, una maravilla cada día y un peligro hasta que desarrollan la habilidad de ser precavidos. Perseverantes y abiertos a todo lo nuevo, a aprender y a disfrutar la vida.

Disfruta cupcakes con tu familia unida por la llegada de un nuevo bebé y compartan la maravilla de la vida.

http://www.chacharitasbakery.com

Whatsapp: 5512883949

http://www.facebook.com/ChacharitasBakery